JAQUE MATE (Escrito por jinilk)
JAQUE MATE Un "purito"de coca, tiro porque me toca, jugar a ganar. Doy caballo por dama, voy buscando una cama que pueda deshacer....
Contacto | Agréganos a tus favoritos | Haznos tu página de inicio
Nombre:

Contraseña:


Regístrate
Recordar contraseña
- Inicio
- Foros de discusión
- Publica tu obra
- Leer obras
- Autores
- Definiciones
- Didáctica
- Narrativa
- Poesía
- Teatro
- Total obras: 1921
- En el foro: 2320
- Usuarios Online: 90
Encuestas Gratis
- Poesías
- Cuentos

EL ASCENSOR

Autor/a: daniel
Estadísticas Resumen
Fecha de publicación: 17/03/2013
Leído: 3518 veces
Comentarios (6)
Valoracion de la obra: 5

No hay resumen
ACTORES Jorge (ascensorista)
Sr. García (protagonista)
Sr. Canales (entrevistador)
Elena (peluquera)
Alberto (informático)
Carmen (empleada)
Marta (empleada)


********* ********* ---------- 1º acto -------------
SR. GARCÍA Con la que está cayendo. ¡Madre! ¿Por qué habré seleccionado este día para venir a esta entrevista? (García llega totalmente empapado). Bueno, ya estoy dentro. A ver Torrespán. Planta 273. Con el Sr. Canales. ¿Dijo a las 11? (García frunce el ceño). Sí, claro, estoy tonto, a las 11. Son menos diez. Tengo 10 minutos. Tomaré aquel ascensor.

JORGE Hola. Buenos días. ¿Piso?

SR. GARCÍA Al doscientos setenta y tres. Tengo un poco de prisa.

JORGE Muy bien. Doscientos setenta y tres.

SR. GARCÍA Voy a la empresa Torrespán.

JORGE Ah, sí. Mucha gente sube hasta allí. Pero tardaremos un ratito.

SR. GARCÍA ¿Como cuánto? Tengo que estar allí a las once.

JORGE Pues no creo que llegue antes de las once y media. Solemos tardar unos treinta minutos en subir.

SR.GARCIA ¿Tanto?

JORGE Sí. Piense en la altura del edificio y que estos ascensores son bastante lentos.

SR.GARCIA Ya. No contaba con esto (con aire de preocupación).

JORGE No se preocupe. Si quiere tomar una café mientras subimos.

SR.GARCIA No sabía que tenían café aquí dentro. Me va a poner uno con leche, por favor.

JORGE Aquí tenemos de todo. Piense que hasta el piso trescientos veinticinco, que es el último, hay tiempo hasta para echarse una siesta.

SR.GARCIA Ya imagino.

JORGE Su café.

SR.GARCIA Ah, gracias.

JORGE Cuidado que quema.

SR.GARCIA Ya me he dado cuenta.

JORGE También tenemos internet, por si quiere enviar un correo o mirar alguna página.

SR.GARCIA Gracias. Con un café me conformo. Por cierto, está muy bueno.

JORGE Tenemos buen café. Hay que cuidar bien a la clientela.

SR.GARCIA ¿Así que media hora?

JORGE SÍ. Más o menos.

SR.GARCIA Qué rabia. No debería subir...

JORGE ¿Y qué? ¿Va a alguna entrevista?

SR.GARCIA Sí. ¿Cómo lo ha adivinado?

JORGE Casi todos vienen a lo mismo.

SR.GARCIA Ya (mirando el reloj).Qué rabia. Pero no contaba yo con esto.

JORGE Siempre pasa lo mismo. Todos se quejan. Aún así tardaremos una media hora si no nos detenemos mucho (en ese mismo instante se detiene el ascensor).

SR.GARCIA Caramba. Parece usted adivino. Nos hemos detenido.

(Se abren las puertas y entra una señora).

CARMEN Por fin...Suben ¿no? Creí que no llegaba ninguno.

JORGE Sí. Subimos. ¿A qué planta va?

CARMEN A la ciento cinco.

JORGE Muy bien. Si quiere sentarse (Jorge saca una banqueta).

CARMEN Muchas gracias joven.

JORGE De nada. Si quiere un café mientras subimos...

CARMEN No, gracias. Qué cómoda es esta banqueta... Da gusto ir así ... Sentada.

JORGE Me alegro. Aquí el amigo (señalando a García), va a una entrevista.

CARMEN ¿Ah, sí? (Carmen se pone de pie y mira a nuestro amigo García).

SR.GARCIA Sí. Voy a la empresa Torrespán.

CARMEN Qué interesante. Pero esa corbata no le pega nada con esa camisa. ¡Qué horror!

(García se mira extrañado sin comprender demasiado).

SR.GARCIA No sé. Yo creo que sí que combinan.

CARMEN Qué va. Ahora mismo llamo a mi empresa y le digo a Laura que le consiga una.

JORGE Vaya suerte, amigo.

SR.GARCIA Ni hablar. Con la prisa que llevo. No pienso cambiarme de corbata. No insistan.

CARMEN (Carmen coge el móvil y llama a Laura). Hola, Laura estoy subiendo. Prepárame una corbata azul clarito. Gracias. Es un para un amigo, venga, adiós.

SR.GARCIA Oiga. Que no pienso cambiarme. No sé si me ha comprendido.

JORGE Es cierto que no le pega.

CARMEN No se preocupe. En la ciento cinco se baja y le ponemos como nuevo. ¿No huele un poco mal aquí dentro?

JORGE Yo no huelo a nada.

CARMEN Aquí huele a... sudor... (Se acerca a Jorge a ver si es él).

SR.GARCIA Yo tampoco huelo a nada.

CARMEN (Se acerca a García). Sí, es usted. Me lo imaginaba. Menos mal que traje esta colonia (saca un botecito de su bolso).

SR.GARCIA Estese quietecita. Esa colonia apesta.

(Carmen le echa un poco por encima).

CARMEN Así está mejor. No aguanto el olor a sudor y menos de un hombre.

SR.GARCIA ¡Por dios! Qué pestazo. Ahora sí que me ha fastidiado. Esto es increíble.

CARMEN Encima que me preocupo por usted. Mire sus zapatos.

SR.GARCIA ¿Qué les pasa?

CARMEN Parecen pasados de moda.

JORGE Déjese aconsejar. Esta señora entiende.

SR.GARCIA Miren... A ver si se enteran... Me da igual que les guste o no mis zapatos. Son míos y no pienso cambiarlos.

CARMEN ¿Qué número tiene?

SR.GARCIA No pienso decírselo. No voy a dejar que me los cambien.

JORGE Yo diría un 39 o un 40.

CARMEN Qué pie más pequeño. Parece de mujer (vuelve a coger el móvil)... Perdona... Soy yo otra vez... Prepárame unos Calagan del 39 o 40 negros... Sí... Son para la misma persona va hecho un guiñapo... Gracias.

SR.GARCIA Oiga, usted está loca. Déjese de historias. Me están cansando.

CARMEN Ya verá que cambio. Así no puede ir a Torrespán.

JORGE Va a parecer otra persona. Debería de estar agradecido.

SR.GARCIA No pienso cambiarme. Estoy bien así. Déjenme en paz.

CARMEN Esta juventud. Habrá puesto en el currículum una foto, ¿no? En Torrespán si no lleva una foto es como si nada.

SR.GARCIA Pues la verdad es que no llevo foto. Ni pienso ponerla. Solo me faltaba eso.

CARMEN Sin foto no hay entrevista, se lo aseguro.

JORGE ¿Y de dónde pueden sacar una foto?

SR.GARCIA Que me da igual, que paso de la foto. Cállense de una vez.

JORGE Ah, sí, en la planta tercera hay una empresa de fotografía. Sería cuestión de bajar.

SR.GARCIA No pienso bajar. Llevo muchísima prisa y me da igual la foto, la entrevista y la empresa Torrespán.

CARMEN Torrespán es una gran empresa. No debería de decir eso.

SR.GARCIA Oiga, usted no sabe el día que tengo, y lo que me juego.

CARMEN Déjeme su DNI , le sacaremos una fotocopia y recortaremos la foto y la pondremos en su currículum.
SR.GARCIA Ni pensarlo. Vamos, no me cansen más por favor.

JORGE Buena idea. No había caído. Una fotocopia, claro.

SR.GARCIA (Muy enfadado). He dicho que no.

CARMEN En cuanto estemos llegando me da su DNI. ¿Por qué planta vamos? (Mirando a Jorge).

JORGE Acabamos de pasar la setenta y dos.

CARMEN Estupendo. Ya quedan menos. En Torrrespan son muy exigentes con el tema de los idiomas. ¿Sabe algo de inglés?

SR.GARCIA No creo que le importe, pero sí, lo chapurreo.

CARMEN Ya. Vamos, que no tiene ni idea. Pues lo tiene difícil, sin inglés en Torrespan no entra. Como me llamo Carmen.

JORGE Yo sé lo básico, vamos, para defenderme.

CARMEN ¿Lo ve? Hasta este joven sabe algo de inglés. Seguro que no tiene ni estudios. Es vergonzoso que acuda gente así a una entrevista. ! Qué horror!

SR.GARCIA Nadie le ha pedido su opinión. Y sí, sí tengo estudios. Más que usted seguro.

CARMEN Yo acabé la carrera de empresariales con 22 años. Ahora los jóvenes estudian hasta los 30. Es vergonzoso.

JORGE Yo dejé los estudios. No me gustaba nada estudiar.

CARMEN Pero usted no va a ninguna entrevista. Su sitio es este y lo hace fenomenal.

JORGE La verdad, no me quejo. Aquí se conoce a mucha gente.

CARMEN Apuesto lo que sea a que nunca había visto gente como este señor (mirando a García).

SR.GARCIA Me está usted ofendiendo, señora, y me estoy cansando.

JORGE Pues los he visto peores. Bastante peores.

CARMEN Me va usted a disculpar... (Mirando a García).

SR.GARCIA Creo que merezco algo más que disculpas. ¿No cree?

CARMEN Trabajé en una compañía de teatro durante casi diez años y aún me gusta recrearme sobre alguno de mis personajes (risas).

JORGE ¿Entonces?... ¿Estaba actuando? Esta señora es fantástica. Yo también me lo tragué.

SR.GARCIA Pues yo no le veo la gracia. Lo he pasado fatal.

CARMEN No se apure. No he llamado a nadie. Fue una farsa y no es verdad lo que dije de Torrespan. Qué tiempos aquellos cuando actuaba. En fin.

JORGE No debió dejar nuca la interpretación. Nos ha impresionado mucho.

CARMEN Ya. Me casé y lo dejé todo por amor. Fui una tonta.

SR.GARCIA Yo reconozco que me lo ha hecho pasar un poco mal.

JORGE ¿Un poco sólo? Estaba usted que estallaba, amigo.

SR.GARCIA Sí. Es verdad me llegó a sacar de mis casillas. Estuvo perfecta en su papel de…

CARMEN Celia... Era el personaje. Estuve con esa obra casi dos años. La obra se llamaba la dama negra, y fue un éxito.

JORGE Debería usted volver al teatro. Sigue en plena forma.

CARMEN Ya estoy muy mayor para ir por ahí de giras. Bueno, creo que ya estamos llegando a mi planta, siento haberle gastado esta pequeña broma.

JORGE Eso es. Hemos llegado. (El ascensor se detiene).

CARMEN Que tenga suerte con la entrevista. Y por cierto, va usted muy elegante. Adiós.

SR.GARCIA Adiós, adiós (el ascensor se cierra y sigue subiendo).

JORGE Qué mujer. Vaya interpretación. Me he quedado helado.

SR.GARCIA Sí, sí. No hay que fiarse ya (se hace el silencio en el ascensor).

JORGE Aproveche si se quiere sentar, ahora queda libre la silla.

SR.GARCIA Ah, sí. Gracias. Pues sí, me voy a sentar, que llevo hoy un buen día. Y por si fuera poco he aparcado en zona azul.

JORGE ¿Zona azul? Aquí está todo el día la grúa llevándose los coches mal aparcados.

SR.GARCIA No me fastidie. Sólo me faltaba eso.

JORGE Aquí se forran, amigo.

SR.GARCIA Estoy yo para pagar multas.

JORGE Esta zona es tremenda. Hacen el agosto.

SR.GARCIA ¿Y por cuánto me sale la broma hoy?

JORGE Prepare trescientos billetes, mínimo.

SR.GARCIA ¿Trescientos?

JORGE Por lo menos.

SR.GARCIA Mi mujer me mata.

JORGE Yo siempre viajo en metro. Es más rápido, y se ve a cada chavalita. Además evitas situaciones como esta.

SR.GARCIA Para chavalitas estoy yo.

JORGE Vamos, no se apure. Si aquí el tiempo se detiene.

SR.GARCIA Ya. Claro. (García pensativo). Quien pudiera detener el tiempo. Oiga! Nos hemos detenido.

JORGE Sí. (Se abren las puertas del ascensor). Aparece Marta.

MARTA Subo. Va para arriba, ¿no?

JORGE Sí, sí. ¿A qué planta va?

MARTA A la ciento veinte.

JORGE Adelante (las puertas se cierran y el ascensor sigue subiendo).

MARTA Qué mal huele aquí, ¿no?

JORGE Huele a perfume.

MARTA Sí. Pero es un olor que apesta.

SR.GARCIA Es el perfume de esa señora que se bajó hace un momento.

MARTA ¿Qué pasa? ¿Se le derramó el frasco aquí dentro?

JORGE No. No es eso. Es que le echó un poco aquí al amigo por encima (mirando a García).

MARTA Qué mal gusto tiene usted.

SR.GARCIA Oiga, que se equivoca.... Yo no quería. Esa señora estaba un poco loca. Sacó el frasco y...

MARTA Es igual... Si quiere un consejo, cómprese una buena colonia de caballero. No hay quien se acerque a usted del pestazo que suelta.

SR. GARCIA No empecemos, que me bajo.

JORGE Venga, calma. Aquí el amigo sube a una entrevista y una señora se dedicó a gastarle una pequeña broma.

SR. GARCIA ¿Una pequeña broma? Vamos, esa señora era un peligro.

MARTA No sé. Pero si yo fuera usted haría lo que le he dicho. Además me estoy hasta mareando.

JORGE No es para tanto. Es solo una colonia.

MARTA ¿Y tiene una entrevista? Si yo tuviera que hacerle una entrevista ni siquiera le recibiría.

SR. GARCIA No creo que una colonia signifique tanto, digo yo. Además, ya le hemos dicho que una chiflada me la echó por encima.

MARTA Venga, hombre. Déjense ya de tonterías. A ver si se cree que la gente va derramando colonias por ahí a los demás. Ya está bien de tomaduras de pelo.

JORGE Pero si es cierto, yo lo vi. Esa señora estaba actuando. Decía que interpretaba un personaje.

MARTA Ya. Menudo personaje. Este señor lleva una colonia que seguramente le habrá regalado su amargada esposa. ¿No es sí? Y pretende hacernos creer que la gente honrada se dedica a ir por ahí derramando colonia a la gente en sitios públicos.

SR.GARCIA Crea usted lo que quiera. Pero le hemos dicho la verdad.

MARTA Mire, amigo. Déjese de bobadas. No me creo su historia. Llevo años aquí y jamás he oído ningún disparate como éste.

JORGE Venga, déjenlo ya.

MARTA No aguanto que este señor... Como se llame... Se dedique a contar películas...Vamos... Que una es tonta pero no tanto.

SR.GARCIA (Mirando a Jorge). Dejemos el tema. Prefiero no discutir. Ya llevo bastante por hoy.

MARTA Eso. Vamos a dejarlo. Y la próxima vez que quiera engañar a alguien con alguna historia invéntese algo más verosímil.

SR.GARCIA Eso haré, no se preocupe. Y por cierto, la colonia se llama “deseo”, y parece ser que atrae mucho a las mujeres guapas como usted.

MARTA Gracias por lo de guapa. ¿Es un cumplido? No le veo con edad de tontear con jovencitas.

SR.GARCIA No sabía que usted fuera tan joven

MARTA ¿Me está llamando vieja? Que sepa que no he cumplido ni los 30.

SR.GARCIA Quién lo diría...

JORGE Pues yo le hecho 24 o 25.

MARTA Me suelen echar eso más o menos. Pero tengo 27.

SR.GARCIA Pues yo le echaba 35.

MARTA Y yo a usted, 70. ¿O me quedo corta? Parece usted mi abuelo.

SR.GARCIA ¿Por qué siempre me tiene que tocar a mí? ¿Qué he hecho yo? (García cabizbajo y mirando a Jorge ¿Por qué planta vamos?

JORGE Acabamos de pasar la ciento once.

MARTA No monte numeritos aquí que tampoco le pega. Y por cierto, ¿a qué empresa va?

SR.GARCIA No creo que le importe donde voy

JORGE Va a Torrespan.

(Marta no deja de reír).

SR.GARCIA No sé donde está la gracia.

MARTA Mi mejor amiga trabaja ahí.

SR.GARCIA Qué casualidad.

MARTA (Marta coge su móvil y llama). (Entre risas) Hola, Blanca. Ahora mismo estoy en el ascensor y un tipo sube a tu empresa para que le hagan una entrevista. Te aconsejo que te pongas una pinza en la nariz (risas). Te dejo. Ya me contarás. Adiós (siguen las risas).

JORGE ¿Es guapa su amiga?

MARTA Sí, muy mona. Pero tiene novio.

SR.GARCIA Ya veo que no pierde el tiempo. Y, por cierto, gracias por la fama que está creándome.

JORGE No importa que tenga novio. Pasaros este sábado por el PÉTALOS. Yo estaré con un par de amigos.

MARTA No sé. Ya lo veremos. Aunque lo mismo sí y ya de paso me cuenta cómo termina esto (risas).

SR.GARCIA Seguro que termina bien. Claro, siempre y cuando abandone el ascensor.

MARTA Descuide que estamos llegando.

SR.GARCIA ¿No habrá un baño en alguna de estas plantas?

MARTA ¿Va a seguir mis consejos? Si quiere le dejo la que yo uso. Se llama “agua de azul” y huele muy bien.

SR.GARCIA Gracias. No hace falta.

JORGE Si quiere ir al baño, mire justo detrás de usted. Ahí tiene una llave que, si tira, se abre un pequeño lavabo. Vamos, muy chiquitín.

SR.GARCIA Ah, gracias. Si me disculpan.

MARTA Bueno, yo me bajo aquí, hemos llegado (las puertas se abren).

JORGE Entonces, hasta el sábado... No faltéis.

MARTA No sé. Lo hablaré con mi amiga. Adiós.

Las puertas se cierran y el ascensor sigue su curso.

SR.GARCIA Qué día llevamos. Espero que no se detenga más. Estoy que estallo.

JORGE Vamos, no le haga caso. ¿Se ha quedado a gusto?

SR.GARCIA Sí. Son estos nervios. He visto que también tienen botiquín.

JORGE Sí. No es gran cosa, sólo para salir del paso.

SR.GARCIA Nunca había estado en un ascensor tan completo.

JORGE No está mal. Hay de todo.

SR.GARCIA ¿En serio piensa quedar con esta chica? ¡Está loco!

JORGE Claro. Ha dicho que su amiga es muy guapa. Hay que aprovechar (risas).

SR.GARCIA No sé… Por cierto, ¿qué hora es? Las once y veinte pasadas. A mi cita con mi cliente ya no llego; y si el coche se lo lleva la grúa, a la comida tampoco. Y esta comida sí que es importante. Como no aparezca…

JORGE Ha escogido un mal día para hacer tantas cosas. Mi consejo es que se relaje.

SR.GARCIA Sí, relajarme. Qué fácil es decirlo. No paran de agobiarme Estoy que me subo por las paredes.

JORGE Piense en mañana, que es viernes, y he quedado con unas amigas impresionantes, preciosas.

SR.GARCIA Veo que no para. Aunque para fiestas estoy yo.

JORGE Pues no sabe lo que se va a perder, amigo (suena un móvil de repente).

SR.GARCIA Es mi móvil. Si me disculpa... Sí. ¿Dígame? Sí, sí. A las once en punto. Ya. Acabamos de pasar la ciento veinte, sí. Muy bien. Adiós

JORGE ¿De Torrespan? ¿A que no me equivoco? Suelen bajar a desayunar sobre las once, once y media. Supongo que estarán esperándole.

SR.GARCIA Pues sí. Solo falta que llegue y estén tomando café. Vamos, lo que me faltaba. Estoy por no hacer la entrevista.

JORGE Ya. Pero no pierde nada por escucharles.

SR.GARCIA Sí. Sí que pierdo. ¿Sabe quién es el Sr. Vicente Garrido?

JORGE Sí. Me suena muchísimo ese nombre.

SR.GARCIA Es el propietario de UNION E.T.C.

JORGE Ah, sí. Ya decía yo que me sonaba.

SR.GARCIA Sí. Pues la cita era con él. Y tengo que ir hasta la calle Pedro Infante 8. Y me va a ser imposible llegar. Además, este hombre no suele conceder citas. Me ha costado un mundo quedar con él. Cuando vea que no llego, adiós cliente. Y con mi jefe, ni le cuento.

JORGE Intente localizarle. Y dígale que le ha surgido un imprevisto.

SR.GARCIA Imposible. No tengo su móvil. Además, no puedo llamar a mi empresa y que cancelen la cita. Mi jefe me mataría. Es un cliente muy importante.

JORGE Dígales que se encuentra mal, que está enfermo o algo así. ¿Nunca se ha puesto enfermo?

SR.GARCIA (García mira a su móvil. Su jefe le está llamando. Decide apagarlo). Sí, alguna vez.

JORGE Yo solo he estado malo un par de veces, pero nunca he ido al médico.

SR.GARCIA Yo sí. Y no puedo hacer eso de hacerme el enfermo. No cuela. Además, hay algo peor que no voy a poder perdonarme. Faltar a esa comida. No puedo dejarla colgada... No me lo perdonará.

JORGE ¿Quién?

SR.GARCIA Sonia.

JORGE ¿Quién es Sonia? ¿Su amiguita?

SR.GARCIA (Con voz muy fuerte y levantándose). No permito que hable así de ella.

JORGE Vamos, cálmese, si yo no se lo voy a decir a nadie.

SR.GARCIA Mi mujer y yo llevamos casados más de diez años, pero hace mucho que estamos distanciados. Sonia es una chica que conocí en un chat. Es muy guapa y encantadora. Hoy teníamos nuestra primera cita. Cuando vea que no voy pensará que la he dado plantón y me dejará de buscar en el chat.

JORGE ¿No tiene su móvil?

SR.GARCIA No. Ni ella el mío. Llevamos meses para quedar. Pero sin coche me va a resultar imposible llegar a tiempo

JORGE Puede alquilar uno. Bueno, le costaría una pasta, eso sí, y encima esta lluvia. Odio los días de lluvia. ¿A usted no le molesta la lluvia?

SR.GARCIA Me da igual la lluvia. Estoy yo como para pensar en el tiempo.

JORGE Tiempo... Eso es lo único que le falta. Tiempo

SR.GARCIA Quizás. Pero me importa un cuerno si llueve o truena. Y esa señora del teatro. Que día llevo, lo que he aguantado.

JORGE En fin. ¿Le importa si riego mis plantitas?

SR.GARCIA ¿También hay macetas?

JORGE Sí. Aquí abajo. Tirando de aquí. ¿Ve? Son muy pequeñas, pero me a mí me gustan.

SR.GARCIA Este sitio parece mágico. Salen cosas de no se sabe dónde. ¿Y esto también se abre? (García tira de una pequeña tapa).

JORGE ¡No! ¡No lo toque! Eso es de seguida.

SR.GARCIA Ah. Perdone.

JORGE Espere, que voy a por agua. Las voy a regar un poco.

SR.GARCIA Caray con este ascensor. Con plantas y todo.

JORGE ¿A usted no le gustan las plantas? A mí me encantan.

(Jorge riega sus macetas. Cuando termina, lo recoge todo y lo deja como estaba).

SR.GARCIA Bueno. No me entusiasman. Aquí, le sobran (risas). Me refiero a las plantas.

JORGE Ah, sí. Demasiadas... (Risas).

SR.GARCIA Eso me recuerda a Sonia. Le encantan las plantas.

JORGE Venga. Ánimo. Imagine que no está aquí. Que está en una playa rodeado de muchas chicas guapas y que hace un sol espléndido, con un mar azul que invita a bañarse. En su mano sostiene una cervecita bien fría.

SR.GARCIA Sí, sí. Lo imagino (García hace una pequeña mueca).

JORGE ¿No se siente mejor?

SR.GARCIA Si. Mucho mejor. Gracias.

JORGE Pues le diré un secreto. Yo en verano, cuando hay menos gente y llegan esas horas de aburrimiento, monto aquí un piscina.

SR.GARCIA Venga, hombre. No me lo creo (dice esto mientras pone cara de asombro).

JORGE Espere y verá (se sube a una silla y abre una pequeña trampilla del techo. De ahí saca una pequeña piscina hinchable y un inflador).

JORGE ¿Me cree ahora?

SR.GARCIA Increíble. No sé si estoy en un ascensor o en la habitación de un mago.

JORGE La pongo aquí en el centro, la inflo y, aunque ocupa casi todo el ascensor, no importa. Tengo una pequeña manguera que conecto al lavabo y la lleno. No es gran cosa, pero vamos, para relajarme un poco y quitarme el calor, voy sobrado

SR.GARCIA ¿Y no le pillan?

JORGE Qué va. En verano no hay casi nadie por aquí. Es un autentico gustazo. Luego, para terminar, vuelvo a sacar el agua con la manguera, conectándola al lavabo. Desinflo la piscina. Como no ocupa nada, se recoge fácilmente. Me seco, me visto y como nuevo.

SR.GARCIA Como para aburrirse. Así da gusto. Con piscina y todo. Qué lujo (la cara de García es de autentico asombro).

JORGE No me quejo.

SR.GARCIA Qué envidia. Cuantas cosas se pueden hacer en un metro cuadrado. No me había parado nunca a pensarlo.

JORGE La limitación nos la ponemos nosotros mismos. Por ejemplo, yo que usted hacía la entrevista, ¿y si le ofrecen algo mejor? ¿Y si le despide su jefe? Nunca se sabe. El futuro puede depararnos cosas increíbles.

SR.GARCIA Solo me faltaba eso. Que me despidan por venir a una entrevista (García dice esto mientras se arregla la corbata).

JORGE Venga, que ya estamos llegando. (Le suena el móvil a Jorge). Perdone… Sí, a la trescientos uno... Sí, un paquete. Ok. Adiós.

SR.GARCIA ¿Su jefe?

JORGE Sí. Me llama para que me acerque a la trescientos uno a por un paquete. Tengo que llevarlo a recepción. Bueno, hemos llegado a su destino. ¿Ve como no hemos tardado tanto?

SR.GARCIA Ya. ¿Le guardo la silla o la dejo aquí?

JORGE Déjela. Seguro que alguien la utilizará.

SR.GARCIA Muy bien. Qué viaje más largo. Nunca había estado tanto tiempo metido en un ascensor.

JORGE Todo tiene una primera vez. Bueno, adiós y suerte.

SR.GARCIA Muy bien, adiós. (García sale del ascensor y se aleja).

JORGE Qué hombre... (Le suena el móvil)... Hola, preciosa... Sí... ¿Esta noche?...Vale... (Se cierran las puertas del ascensor).

(fin primer acto)*********************************************)


---------- 2º acto -------------

JORGE .....(Risas)… Adiós, cielo... Hasta esta noche... (Jorge coge el paquete que tenía que recoger y se mete de nuevo en el ascensor). Bien, ahora a la planta baja. Ahora el que tiene prisa soy yo. (De nuevo el ascensor baja. Esta vez se detiene en la misma planta donde se bajó García.) ¡Vaya! ¡Nos detenemos!


(Se abre la puerta del ascensor y aparece de nuevo el amigo García).

JORGE ¡Bajamos! Hombre, si es usted de nuevo. ¿Qué ha pasado con la entrevista? ¿No le han recibido?

SR.GARCIA ¡Qué pequeño es el mundo! Otra vez nos volvemos a encontrar. Pues sí... Ha sido rápido. La persona que me tenía que hacer la entrevista no estaba. Y paso de esperar más. Voy a ver si puedo recuperar mi coche. Con un poco de suerte no se lo han llevado.

(En ese instante se escucha una voz desde lejos).

SR.CANALES ¡Esperen! !Esperen! Un segundo.

(Jorge sujeta la puerta del ascensor para que no se cierre).

SR.CANALES Gracias. Creí que lo perdía.

JORGE Bajamos...

SR.CANALES Sí, sí. Yo también bajo.

JORGE ¿Así que se quedó sin entrevista? (Jorge dice esto mirando al Sr. García).

SR.GARCIA Pues sí. Toda la culpa la tiene este ascensor. Si hubiera sido más rápido.

SR.CANALES ¿Usted también venía por una entrevista? Tiene gracia, a mí me ha llamado mi secretaria para cancelar la mía. Y es que hay cada uno. Digo yo que podían avisar.

SR.GARCIA ¿No será usted de Torrespan?

SR.CANALES Sí, claro. ¿Me conoce?

SR.GARCIA No. Pero yo soy la persona que tenía que hacer la entrevista.

SR.CANALES ¿Es usted el Sr. García?

SR.GARCIA El mismo

SR.CANALES Mi secretaria me llamó al móvil. No pensaba que me lo iba a encontrar aquí en el ascensor.

SR.GARCIA Me he tirado un buen rato para subir y cuando he llegado arriba me han dicho que no estaba. Estoy tan cansado... Llevo un día…

SR.CANALES Pues nos hemos debido cruzar. Fui al baño y cuanto volví a la oficina me dijeron que se había marchado. Entonces, ¿no quiere que subamos?

SR.GARCIA No. No. Paso de subir.

SR.CANALES Muy bien. Como quiera (dice esto con un gesto despectivo).

JORGE ¿Por qué no hacen aquí la entrevista? Vamos por la planta doscientos cincuenta. Queda bastante.

SR.GARCIA ¿Aquí? ¿Ahora? (la cara de asombro de García es impresionante)

SR.CANALES Por mi no hay ningún problema. Tenemos tiempo.

JORGE Yo, como si no estuviera.

SR.GARCIA Hombre, no sé... Me pilla tan de sopetón. Nunca he hecho una entrevista en un ascensor.

SR.CANALES Pues nada. No se hable más. ¿Tiene aquí el currículum?

SR.GARCIA Sí, claro. Tome (García abre su carpeta, saca el currículum y se lo da a el Sr. Canales).

SR.CANALES A ver...Veamos... Sr. García Corrado... Con domicilio en... Casado... Fecha de nacimiento el día... Bien. Le cuento un poco. Somos una empresa joven, en continuo crecimiento, que buscamos personas dinámicas y ambiciosas con ganas de elaborarse un buen nivel profesional. Además…

JORGE Nos hemos detenido. Que pesadez. Con la prisa que llevo. Tengo que entregar esto. Es muy urgente.

SR.GARCIA Claro, y más gente que se sube, qué suerte la mía.

JORGE ¿Baja?... Suba, hay sitio.

ELENA Gracias.

JORGE Si no le importa, están haciéndole una entrevista al caballero.

ELENA Por mi no se preocupen. Estaré en silencio.

SR.CANALES Bien... Continuemos... Como decía, somos una empresa en expansión... (García le interrumpe)

SR.GARCIA ¿No seguirá con la entrevista?

SR.CANALES Sí, claro. ¿Por qué no?

SR.GARCIA Hombre. Aquí, con tanta gente.

SR.CANALES No les importa, ¿verdad?

(Jorge y Elena a la vez: no, no).

SR.CANALES Venga. Que terminamos en seguida.

SR.GARCIA Bueno. Rapidito.

SR.CANALES Como le dije antes, somos una empresa joven, en continuo crecimiento que buscamos personas... (Interrumpe el Sr. García).

SR.GARCIA Eso ya me lo sé. ¿Podemos ir un poco más rápido por favor?

SR.CANALES Muy bien. Veamos. ¿En qué salario se mueve actualmente?

(Se hace el silencio en el ascensor. García no sabe qué responder).

SR.GARCIA ¿Debo responder?

JORGE Por nosotros no se preocupe. Como si no estuviéramos.

SR.GARCIA No sé. ¿Puedo decírselo al oído?

SR.CANALES Venga. Hombre, no sea crío. Que de aquí no sale.

ELENA A mí me es indiferente lo que usted gane.

SR.GARCIA Bueno, si se ponen así... Diecisiete mil anuales.

SR.CANALES ¿Brutos o netos?

SR.GARCIA Brutos, brutos. (Una pequeña risa se le escapa a Elena)

SR.GARCIA ¿Algún problema? (García mira a Elena con cara de odio).

ELENA No. No. Ojala ganara yo eso.

SR.CANALES Señores. Que esto es una entrevista. Por favor. Que es una cosa muy seria.

SR.GARCIA (Siguen la risitas)... Bueno. ¡Ya está bien! ¿Acaso sé yo lo que ganan ustedes? Seguro que una mierda! (en tono enojado)

SR.CANALES Cálmese. García. Cálmese.

JORGE A mí no me miren. Que yo no he sido ¿eh?

SR.CANALES Si quiere, terminamos la entrevista cuando lleguemos abajo.

SR.GARCIA Es igual. Continúe. Espero que no se entrometan mas...

SR.CANALES Por favor. Les pido que no hagan más comentarios. A ver si podemos terminar. Veamos. ¿Cuánto le gustaría ganar?

SR.GARCIA ¡Uy!.. No se

JORGE Vamos. Diga una cantidad alta. Si por pedir.

ELENA Yo pediría treinta mil si fuese usted.

SR.GARCIA Jolín… Treinta mil... Me parece mucho.

SR.CANALES ¡Por dios!, que esto va en serio. Dígame, ¿cuanto le gustaría ganar?

SR.GARCIA Digamos... Dieciocho mil.

SR.CANALES Perfecto. Dieciocho mil.

ELENA A mí me parece poco.

JORGE Yo conozco a uno de Torrespan que gana veinte mil.

SR.CANALES Por favor. ¿La entrevista es al Sr. García o es para todos?

JORGE Perdón. No interrumpimos más.

SR.CANALES Así lo espero. ¿Por dónde vamos?... Ah, sí. ¿Ha trabajo en el sector de la construcción?

SR.GARCIA No. Nunca. En los últimos tres años he estado en temas de estética.

ELENA ¡Querrá decir peluqueros!... (Riéndose).

SR.CANALES Por favor. Silencio.

SR.GARCIA Sí. Peluqueros. ¿Le gusta mas así?

ELENA Sí. Mucho más. Es que yo soy peluquera.

SR.GARCIA Cuánto me alegro. Bonita profesión. Por eso lleva ese peinado tan ridículo, ¿no?

ELENA ¿No le gusta? A mí me encanta. Hay que ir a la última, ¿no cree?

SR.CANALES Haya paz. Por favor, haya paz. ¿Podemos seguir? ¿Sí? Gracias

SR.GARCIA Sí. Por favor, acabemos de una vez (en tono malhumorado).

SR.CANALES A ver. Que nos queda muy poco. ¿Ha trabajado con cartera de clientes alguna vez?

SR.GARCIA Sí, claro. Hacíamos visitas todas las semanas a los distintos centros.

JORGE Perdonad mi intromisión. ¿Y qué tienen que ver las peluquerías con UNION E.T.C.?

ELENA ¿Qué es eso de UNION E.T.C.?

SR.GARCIA Lo que no os importa. ¿Tengo que responder?

SR.CANALES Sí. Yo también me he perdido. ¿Me explica alguien que eso de UNION E.T.C.?

JORGE Muy sencillo. Aquí el amigo que tenía una cita con un tal... Vicente Garrido. ¿Le suena ese nombre?

SR.CANALES Sí. Claro. ¿Cómo no me va a sonar?

ELENA Pues yo estoy completamente perdida. Si alguien me explica... Lo agradecería.

SR.GARCIA ¡Basta! No permito tanto cachondeo. La entrevista es a mí. A mí. ¿Entienden? No a ustedes. No pienso seguir con esto.

ELENA Qué genio ¡Por dios!

SR.CANALES Venga. No se ponga así. (Palmadita en la espalda a García). Aclaremos esto de UNION E.T.C. y terminemos la entrevista de una vez.

JORGE Pues eso quería saber yo. ¿Qué tienen que ver las peluquerías con ese hombre?

ELENA ¿Qué hombre? Estoy perfidísima.

JORGE Vicente Garrido.

ELENA Ah. Vale.
SR.GARCIA ¿Ya? ¿Han terminado? Bien. Si dejan que me explique...

(De nuevo se para el ascensor)

JORGE ¡Que oportuno!

ALBERTO ¿Bajan?

JORGE Sí. Adelante. ¿Usted sabe quién es Vicente Garrido?

ALBERTO ¿Qué?... ¿Cómo?... No. ¿Por qué me lo preguntan?

JORGE Por nada, por nada. Aquí el señor, le están haciendo una entrevista. Si puede manténgase callado hasta que lleguemos.

ALBERTO Por mí no se apuren, soy una tumba. Vamos, que no me gusta mucho prodigarme en público y más con gente que no conozco. Pueden continuar. Estaré calladito, al lado de esta chica tan guapa (mirando a Elena).

ELENA Gracias.

JORGE Te ponemos al corriente en un minuto. Este hombre tenía una cita con un tal Vicente Garrido de UNION E.T.C.

ALBERTO UNION E.T.C... Me suena muchísimo.

JORGE Y yo le he preguntado: ¿qué tiene que ver UNION E.T.C. con las peluquerías? Al parecer nuestro amigo trabaja en el mundo de la estética.

ALBERTO Ah. Perfecto. Muy interesante.

SR.GARCIA ¿Han terminado ya? Esto es increíble. Si ni siquiera les conozco.

JORGE Vamos. No nos deje con la intriga. No sea así.

SR.GARCIA Está bien. Vicente Garrido es el presidente de UNION E.T.C. como todo el mundo sabe ya en este ascensor. Pero además es el socio mayoritario de peluquerías “Corte´s”

ELENA Joder! Perdón.

SR.CANALES ¿Y tenía hoy una cita con él?

SR.GARCIA Sí. A la cual ya no llego por culpa de este maldito ascensor.

SR.CANALES Por eso no se apure, Vicente es un viejo conocido mío.

SR.GARCIA ¿En serio? ¿Y no podría llamarle y decirle que estoy con usted? Podíamos vernos esta tarde.

SR.CANALES Sí. Claro. Pero antes terminemos la entrevista.

JORGE ¿Lo ve? Ya ha solucionado la cita con ese cliente tan importante. Ahora solo le falta arreglar lo de su comida. Qué suerte. En cambio yo voy fatal. No llegaré a tiempo...

ELENA Ahora sí que me he perdido del todo ¿De qué comida habla? (mira a Alberto) ¿Lo sabes tú?

ALBERTO Que va. Ni idea. Yo acabo de llegar.

JORGE Muy fácil. Aquí el amigo tenía una comida importantísima con Sonia. Al parecer le va a ser imposible ir. Además su coche se lo habrá llevado la grúa...

SR.GARCIA Muy bien, hombre. ¿Por qué no le da también mi número de teléfono?

ELENA A ver si consigo enterarme del todo, usted tenía una cita con ese tal Vicente y no llega porque su coche se lo ha llevado la grúa y luego había quedado con esa “Sonia” para comer, ¿no?

JORGE Más o menos.

ALBERTO ¿Y quién es Sonia?

ELENA Su mujer, ¿no?

JORGE No. No es su mujer.

ELENA ¿Es su amiguita? ¿Es guapa?

SR.GARCIA (García muy enfadado) Paren, por favor, me estalla la cabeza... Primero Carmen... Ahora ustedes...

ALBERTO ¿Se van a divorciar? Yo conozco a un buen abogado.

ELENA ¿Quién es Carmen? ¿La conozco?...

SR.GARCIA No pienso responder. Paso de todos ustedes. Paren el ascensor. ¡Me quiero bajar!

ELENA Jolín, que hombre...

JORGE Carmen es... Una pedazo de artista...

ELENA Ah... ¿y sale en la tele?...

JORGE No... No...Trabaja aquí en la Torre…

SR.GARCIA (Muy enfadado)... Cállense. ¡Silencio!

SR.CANALES (Se hace un silencio)... Muy interesante que tuviera una cita con Vicente. Lo apuntaré. Venga, por último: ¿su incorporación podría ser inmediata?

SR.GARCIA Sí. No hay problema.

SR.CANALES Muy bien. Vamos a llamar a Vicente (saca el móvil y busca en la agenda). A ver si lo coge (marca)… Hola, Vicente. Soy yo, Canales. Oye, escucha. Tenías pendiente una cita con un tal García. ¿Es así? Pues no va a ir. Porque resulta que ya no trabaja para esa empresa. Ha cambiado de trabajo. Ahora trabaja para nosotros. ¿Qué te parece?... Ya... No te preocupes. Ya te llamaré otro día y te lo cuento más despacio. Adiós. Adiós. Cuídate.

SR.GARCIA ¿Pero qué broma es esta? ¿Cómo que he cambiado de trabajo? ¿Qué le digo yo a mi jefe ahora?.Vuelva a llamar. ¿Qué ha hecho?

SR.CANALES Tranquilo, hombre. Sé lo que hago. Usted ya no llega a esa cita. Y para no agobiarse más con su empresa, le vamos a ofrecer nosotros un buen puesto. Se lo aseguro.

ELENA Qué interesante ¿no cree?

SR.GARCIA No quiero trabajar aquí.

ELENA ¿Pero por qué? ¿Es por Carmen?

ALBERTO ¿Cuánto le ofrecen?

ELENA Dieciocho mil.

ALBERTO Para ser peluquero no está mal.

SR.GARCIA ¿Quién ha dicho que soy peluquero? ¿Qué tontería es esta?

ALBERTO Alguien ha mencionado algo de de peluqueros.

JORGE Fui yo.

ELENA Yo soy peluquera. Pero no gano dieciocho mil. Que más quisiera yo ganar eso.

SR.GARCIA No nos importa lo que gane o deje de ganar.

SR.CANALES Calma, señores, calma.

ALBERTO Entonces, si no es peluquero ¿qué es?

JORGE Es vendedor, ¿no?

SR.GARCIA (Muy enfadado) Por favor. No lo voy a decir más. Dejen ya de meterse en mi vida. La entrevista es a mí. Solo a mí. A ustedes no les importa si soy camionero o dentista. ¿Cómo lo voy a tener que repetir?

SR.CANALES Venga, no les haga caso y continuemos ¿Le preocupa el tema económico?

SR.GARCIA No. No es eso...

JORGE ¿Entonces?

ELENA Insisto... Es por esa Carmen... Seguro

ALBERTO ¿Y quién es Carmen?... ¿Otra amiguita?

ELENA Qué va... Si lo han dicho antes... ¿Es que no escuchas? (mirando a Alberto)... Es una que sale en la tele o algo así.

JORGE Pero si la acabamos de conocer... Es una señora ya mayor.

ALBERTO ¿Y tiene dinero?

ELENA (Mirando a Alberto)… ¡Hombres! Solo piensan en eso.

SR.GARCIA Cállense todos y escuchen. No es por Carmen ni por nadie... Es... Por... El ascensor.

(Los demás ríen).

JORGE Venga. No le darán miedo las alturas.

SR.GARCIA No es por las alturas. No me apetece estar aquí metido todos los días más de media hora para subir y otra media hora para bajar.

SR.CANALES Por eso no habrá problema.

ELENA ¿Piensan alquilar un helicóptero para subir?

(de nuevo risas).

SR.CANALES Mucho más sencillo que todo eso. Usted trabajará en la planta baja, donde están los comerciales e informática. Arriba tenemos contabilidad y RRHH. Precisamente ahora me dirigía a la otra oficina a coger unas cosas.

SR.GARCIA Hombre. Haber empezado por ahí. Esto cambia todo. Qué alegría me acaba de dar.
ELENA Qué emoción. ¿Alguien tiene un pañuelo?

ALBERTO (Alberto saca uno de su bolsillo) Tome.

JORGE Me alegro por usted. Por lo menos algo se le va solucionando mientras que a mí, mi jefe, me corta el cuello. Ahora a ver si soluciona también lo del divorcio.

ELENA ¿Se va divorciar?

JORGE Se van a separar... Quiere a otra.

ELENA Eso le costara caro... Seguro… Mi hermana está separada...Y tuvo que pagar un montón al abogado.

ALBERTO ¿Tienen separación de bienes?

SR.GARCIA Por favor. Basta... ¡¡¡Basta!!!, no me importa si su hermana está separada... No me voy a separar... ¡¡¡Paren de una vez!!!

(Se hace un silencio en el ascensor).

JORGE Ahora soy yo el que necesito un café. Estoy de los nervios. Ya tenía que estar abajo. ¿Alguien más quiere un café?

SR.CANALES Yo, uno con leche, por favor.

ELENA Yo, cortado.

JORGE ¿Usted? (mirando a Alberto).

ALBERTO No. Gracias. No me gusta el café.

SR.GARCIA Yo paso de café. No me apetece. Me han masacrado. Estoy fatal. ¿Que les importa a ustedes mi vida privada? Se han burlado de mí. Quiero salir de aquí como sea.

Todos se quedan en silencio. (Jorge prepara los cafés y se los da a Elena y Sr. Canales).

JORGE Vamos, hombre. No es para tanto. Míreme a mí. Yo sí que estoy apurado, que no llego a tiempo.

SR.GARCIA Vamos, ahora me toca a mí. ¿No fue hace unas horas cuando oí eso de -Vamos... Piense en una bonita playa, rodeado de chicas guapas. Luce un sol esplendido... (Elena interrumpe)

ELENA ¡Machistas! Todos los tíos son iguales. ¡Chicas guapas! No piensan en otra cosa. ¡Salidos!

ALBERTO ¿Qué hay de malo en pensar en chicas guapas?

SR.CANALES Vamos. Tranquilícense. Ya queda muy poco.

ELENA Su pañuelo (se lo devuelve a Alberto de mala gana).

ALBERTO No sé de qué tanta queja. Yo tengo que ir al aeropuerto. A las tres sale mi avión.

ELENA ¿Y yo? Tengo que ir a comprar unos champús y a este paso me van a cerrar las tiendas.

SR.CANALES Calma, amigos. Todos tenemos prisa. Yo también tengo que estar abajo para recoger unos informes...

SR.GARCIA (De nuevo se hace el silencio. García vuelve a romper el hielo) Entonces, ¿me llamarán? ¿Cree que puedo trabajar aquí? Bueno, antes tendría que llamar a mi otra empresa.

SR.CANALES Antes tenemos que hacerle una entrevista más técnica. Pero no se la voy a hacer yo. De eso se encarga mi compañero Rafa. Ahora, en cuanto lleguemos le llamo. No creo que tengamos problemas para realizarla hoy.

SR.GARCIA Mejor. Me evita así el tener que venir otro día.

SR.CANALES Sí. Cuanto antes mejor. Rafa tiene el despacho arriba. Así que le llamamos y subimos de nuevo.

SR.GARCIA ¿Subir otra vez? (García furioso).

ELENA Podían hacerla aquí dentro. Como esta.

SR.GARCIA Ni loco. Vamos. Esto ha sido de vergüenza.

JORGE Hombre, tampoco se ponga así. Solo tratábamos de ayudarle.

SR.GARCIA Sí. Ya veo sus ayudas.

SR.CANALES ¡Venga! ¿Qué quiere? No se hable más. Le enseño la oficina de abajo, termino unas gestiones y subimos.

SR.GARCIA Vale, vale. No he dicho nada. Ya que estoy aquí. Cuanto antes mejor.

El ascensor llega a la planta baja.

JORGE Hemos llegado. Por fin. Mi jefe me mata.

JORGE Salen todos del ascensor y se despiden. Jorge entrega el paquete a su cliente... Una vez entregado vuelve a subir, ahora hasta la planta 305.


Fin del 2º acto------------------------------------


----------- 3º acto -----------------

JORGE Qué mañana llevo, que si el paquete, que si subir de nuevo... Y encima esta lluvia que no para. Vamos a bajar, y me voy a comer. Ya tenía que estar abajo hace rato. Son casi las dos.

(El ascensor continúa bajando). De repente se detiene.

JORGE Otra vez nos paramos aquí, en la doscientos setenta y tres. Con el hambre que tengo. (Las puertas se abren. Entran el Sr. García y el Sr. Canales).

SR.GARCIA Hola. Otra vez nos volvemos a encontrar.

JORGE Qué pequeño es el mundo, amigo. ¿Fue todo bien?

SR.CANALES Fenomenal. ¿Verdad?

SR.GARCIA Y tanto. Si no fuera por lo de Sonia, vamos, estaría contentísimo. He firmado ya un contrato con ellos (señalando al Sr. Canales).

SR.CANALES Sí, ya pertenece a Torrespan.

SR.GARCIA Bueno, aun queda llamar a mi empresa para comunicárselo, pero vamos, digamos que sí, que ya voy a trabajar con ellos.

JORGE Cuánto me alegro. ¿Lo ve? Esta mañana venía hecho un manojo de nervios y mire...

SR.GARCIA Ya. Los cambios que da la vida.

JORGE Espere. Tengo algo para la ocasión (saca una botella de champagne y tres vasitos de plástico).

SR.GARCIA ¿También tiene champagne?

JORGE Solo para las grandes ocasiones. Amigo, esto hay que celebrarlo.

(Jorge reparte el champagne).

JORGE Brindemos por... Los finales felices.

SR.GARCIA Brindemos. Chin. Chin

(Los tres beben...)

SR.CANALES Está bueno este champagne.

SR.GARCIA Sí. Y fresquito. No me diga que tiene nevera.

JORGE No. No tengo. Esta botella la compré el otro día. Aquí se conserva bien.

SR.CANALES Perdonen, mi móvil… Sí. ¿Dígame?... Ah, sí. Ya me acuerdo. Sí. ¿Cómo? ¡Anda!... Estupendo. Sí... Quince días, sí. Muy bien. Mañana me acerco. Gracias. Adiós (cuelga el teléfono).

SR.GARCIA ¿Buenas noticias?

SR.CANALES Sí. Estupendas. Hace unas semanas hice una entrevista y me acaban de llamar. He sido seleccionado. Empiezo dentro de quince días. Vamos, no me lo esperaba.

SR.GARCIA Entonces... ¿nos deja?

SR.CANALES Sí. Solo vamos a coincidir quince días.

JORGE Aquí todos cambian de empresa. Qué fuerte. Bueno, siempre que sea a mejor, y sobre todo si hay chicas guapas (risas).

SR.GARCIA Siempre está con lo mismo. Hay otras cosas en el mundo aparte de mujeres.

JORGE Se equivoca amigo, las mujeres guapas, son lo único importante.

SR.GARCIA Prefiero no discutir. No nos entenderíamos. (Mirando a Canales). Así que se marcha. Que lastima. Estoy aquí por usted.

SR.CANALES Sí. Ahora soy yo el que les invitaría a champagne. Jamás pensé que me seleccionarían. Cuando lleguemos abajo llamaré a mi jefe para decírselo. Tres años aquí en Torrespan, como pasa el tiempo.

SR.GARCIA Qué día de sobresaltos. Y Sonia que estará llegando al restaurante... No me lo perdonaré.

JORGE Vamos, amigo. Olvídela. Ya tiene un nuevo trabajo. Fuera preocupaciones. Todavía queda un poco mas de champagne. ¿Alguien quiere?

SR.CANALES (Rellena el vaso a todos). Brindemos, por los nuevos cambios...

(Todos beben). Jorge recoge los vasos y los friega. De nuevo se detiene el ascensor. Se abren las puertas. En frente otra ve Elena.

ELENA Hola. ¿Otra vez ustedes? Qué casualidad.

JORGE Hola. ¿Otra vez de compras?

ELENA No. Bajo a la planta catorce. Me espera un cliente (Elena lleva los instrumentos de cortar el pelo en un neceser).

JORGE ¿A que no adivina? Aquí el amigo (señalando a García) ya ha firmado con su nueva empresa. Va a trabajar aquí en la torre.

ELENA Cuánto me alegro.

SR.CANALES Yo, sin embargo, me marcho de Torrespan. Me han seleccionado de una empresa donde estuve hace unos días haciendo una entrevista.

ELENA Qué fuerte. Cuántos cambios

SR.GARCIA Sí. Este ascensor es sorprendente.

SR.CANALES Perdonad, mi móvil otra vez. Sí. Hola, (es mi secretaria), sí. ¿Qué me dices?... Qué fuerte. Bueno, a mí ya no me afecta... ¿sabes que me voy? Sí. Me han llamado de otro sitio. Me lo han comunicado hace unos minutos. ¿Y van a despedir a gente?...Ya. Vale, vale. Luego subo. Adiós.

SR.GARCIA He oído algo de despidos. ¿Me van a despedir a mí? Si todavía no he empezado.

SR.CANALES No, no tranquilo. Pero no tengo buenas noticias para usted.

ELENA ¿Van a cerrar? Hoy en día cierran casi todas las empresas. Esta crisis nos va a matar.

SR.CANALES ¿Quién ha dicho algo de cerrar?

SR.GARCIA Como siempre metiéndose donde no la llaman.

ELENA Usted siempre tan amable... (Mirando a García).

JORGE Déjele, está amargado.

SR.GARCIA No estoy amargado. No se inventen las cosas.

ELENA Claro, no llega a su cita y por eso nos trata así.

SR.CANALES Por favor, no empiecen de nuevo. Torrespan no va a cerrar.

JORGE ¿Entonces?

SR.CANALES Pero sí van a realizar recortes... Al parecer, con esto de la crisis, van a cerrar una de las dos oficinas: la de abajo. Así que amigo, a partir del día uno del próximo mes, solo habrá una oficina, la de arriba. Lo siento muchísimo.

SR.GARCIA (García destrozado). No me lo paso a creer. No puede ser. No quiero trabajar aquí.

JORGE Vamos, amigo, no es para tanto.

SR.GARCIA ¿Que no es para tanto? ¿Se piensa que voy a estar aquí metido todos los días más de una hora? Ni loco.

JORGE Pero si ya ha firmado.

SR.GARCIA Pero no he hablado aún con mi jefe. Llamaré a Torrespan y les diré que renuncio.

JORGE No sé si eso es legal. Una firma es una firma.

ELENA Yo creo que eso es ilegal. Como todo lo que usted hace. Queda con una chica, la deja plantada, acude aquí, firma, ahora ya no quiere trabajar... Se divorcia de su mujer.

SR.GARCIA No siga... Por favor, no siga.

JORGE Seguro que aquí se echa otra novia.

ELENA Claro. Aunque yo le aconsejaría antes un corte de pelo.

JORGE Eso le vendría muy bien. Ahora se lleva el pelo corto... Míreme a mí...

SR.GARCIA Ande, déjense de bobadas. Que no sé ni cómo voy a terminar el día. ¿Me hace el favor de llamar a Torrespan? (mirando a Canales).

SR.CANALES Yo que usted me lo pensaba bien antes de llamar.

SR.GARCIA No sé. Estoy fatal. No quiero trabajar aquí. No quiero, no quiero. ¿Por qué tengo tan mala suerte?

JORGE Vamos, ánimo, piense en lo que le ofrecen.

SR.CANALES Si aquí se vive muy bien, hombre.

SR.GARCIA Por eso nos abandona, ¿no?

SR.CANALES Digamos que es por cuestiones económicas...

SR.GARCIA Ande. Llame a su jefe y dígale que rechazo su oferta. Paso de trabajar aquí.

SR.CANALES ¿Está seguro? Mire que no hay marcha atrás.

SR.GARCIA Completamente seguro.

JORGE Creo que se equivoca.

ELENA Es mayorcito... Sabe tomar decisiones.

SR.CANALES Entonces, ¿seguro?

SR.GARCIA Sí. Llame

SR.CANALES (Canales coge el móvil y marca). Sí, soy yo, Canales. Estoy bajando a la planta baja. Le llamo porque estoy con el Sr. García. Sí, el mismo. Me dice que no desea trabajar en la compañía. Ha cambiado de idea. Ya…Ya sé que ha firmado. No hay problema, ¿no? Muy bien. Yo se lo digo. Ah, otra cosa, aprovecho para decirle que me voy yo también de la compañía. Sí. Me han ofrecido otra cosa. Lo se... Luego si quiere subo y lo hablamos más despacio. Vale. Adiós.

SR.GARCIA ¿Qué le ha dicho?

SR.CANALES Que no hay ningún problema. Aun no ha tramitado los papeles. Los va a romper.

SR.GARCIA Qué peso me he quitado.

JORGE Es usted un figura. Cambia de trabajo como si nada. Se va, vuelve, es tremendo.

SR.GARCIA Esperen, que aún falta por resolver otros temas. Ande, (mirando a Canales) llame a Vicente a ver si podemos arreglar mi cita.

SR.CANALES ¿Quiere que le llame? ¿Le cito para esta tarde?

SR.GARCIA Sí. Sí.

SR.CANALES (De nuevo coge el móvil). A ver, Vicente, Vicente... Aquí. Hola, Vicente, soy yo otra vez. ¿Te acuerdas que te dije que el Sr. García se había cambiado de trabajo? Pues ya no trabaja para nosotros. Sí, falsa alarma. ¿Te sería muy complicado quedar con él esta tarde? Digamos sobre las seis.

SR.GARCIA (García susurra: a las seis es muy pronto... Mejor a las siete).

SR.CANALES Mejor a las siete. Vale, en el mismo sitio. Muy bien. Gracias, Vicente, y perdona por molestarte.

(Cuelga el teléfono).

SR.CANALES Ya está. A las siete.

SR.GARCIA No sé. Le debo la vida. Es usted un ángel.

ELENA ¿No irá con esos pelos?

SR.GARCIA ¿Qué pelos?, no empecemos.

JORGE Esta señorita es peluquera, ¿no?

ELENA Sí, soy peluquera. Podía darle un repasito.

JORGE Aún queda bastante, vamos por la planta ciento noventa. Le da tiempo.

ELENA Venga, si le voy a dejar guapísimo.

SR.CANALES Aproveche, hombre.

SR.GARCIA No sé.

JORGE Esperen... (Jorge coge la silla).Venga, siéntese.

ELENA Vamos. Solo será un minuto.

SR.GARCIA Bueno, pero rápido.

ELENA Vera qué guapo le dejo.

JORGE Fíjese en mi pelo. ¿Ve?

SR.GARCIA Nunca me habían cortado el pelo en un ascensor. Parece de locos.

SR.CANALES (Mirando a Jorge), tendrá un cepillo para luego barrer.

JORGE No hay problema. Luego se barre.

(Elena empieza a cortar el pelo).

ELENA Qué pelo. Lo tiene tan de punta.

SR.GARCIA ¿No le gusta?

ELENA No. (Elena saca un espejito y se lo da a Jorge). Si me hace el favor de sujetar.

JORGE Qué mono el espejo.

ELENA Lo llevo para situaciones de emergencia.

SR.GARCIA Qué mal. Aquí todos mirándome.

ELENA Estese quieto, a ver si le voy a cortar.

JORGE Ya solo le falta arreglar lo de su comida. ¿Por qué no intenta conectarse al chat? Lo mismo se lleva una sorpresa.

SR.GARCIA Hombre, no sé... A estas horas debería de estar ya llegando al restaurante.

ELENA No pierde nada.

(Jorge abre el ordenador y se mete en internet).

JORGE A ver, dígame la página y su NIK.

SR.GARCIA Es en Terra... Y mi NIK es…

ELENA ¿Qué pasa? ¿Le da vergüenza?

SR.GARCIA Un poco. Si me prometen no reírse...

SR.CANALES Vamos usted siempre con sus intrigas.

ELENA Igual que antes con el Vicente ese o como se llame. Vamos, suéltelo ya...

SR.GARCIA Está bien, escriba (hace una pausa) peluche

(Todos ríen).

SR.GARCIA No sé dé qué se ríen.

ELENA No se mueva, por dios...

JORGE Ya estoy dentro. ¿Y ella que NIK utiliza?

SR.GARCIA (A regañadientes) Fantasía.

(Todos vuelve a reír).

SR.GARCIA Por favor, un respeto. Ya está bien de tanta risa.

(Elena se parte, deja de cortar el pelo a García, momentáneamente).

SR.GARCIA Pues a mí no me hace ninguna gracia. A ver si termina ya. Que me estoy cansando.

ELENA Es que es buenísimo. No puedo más... (Sin parar de reír).

SR.GARCIA (García se levanta) Basta... Basta ya

ELENA Estese quieto, así no terminamos nunca.

JORGE Aquí hay alguien con ese NIK. ¿Será ella?

SR.GARCIA ¿En serio? No puede ser. Pregúntele si es Sonia.

JORGE Sí, dice que sí. Le ha reconocido.

SR.GARCIA No puede ser ella. Pregúntele por qué no ha ido al restaurante.

JORGE Dice que le ha surgido un imprevisto y que no ha podido localizarle Que la perdones

SR.GARCIA Qué alegría, así que ella tampoco ha ido.

ELENA Qué bien. Parece que se arreglan sus problemas. ¿Sabe ella que es casado?

SR.CANALES No le agobie, hombre, déjele que disfrute.

ELENA ¿Le gusta así o le corto más?

SR.GARCIA Así, así está bien.

JORGE Dice que le dé su móvil.

SR.GARCIA Ah, sí. 610734069

JORGE Ella le da el suyo, espere... Le digo: 670...

(Elena interrumpe).

ELENA No se mueva. De atrás le voy a cortar un poco más, para igualar.

SR.GARCIA Calle que no oigo... ¿Cómo ha dicho?

JORGE 670...122433

SR.GARCIA ¿Quiere apuntarlo? Dígale que me están cortando el pelo y que no puedo decírselo directamente.

JORGE Ya se lo he puesto.

SR.GARCIA ¿Y qué dice?

JORGE Se ha enfadado. Dice: ¿qué tomadura de pelo es esta?

ELENA La cagó, amigo.

SR.GARCIA Espere, dígale que la llamo. García abre su móvil... Le salen varias llamadas perdidas de su jefe.

JORGE Se ha desconectado.

SR.GARCIA Deme su número. ¿Lo apuntó?

JORGE No me dio tiempo.

SR.GARCIA ¿Qué? No me diga. Pero lo tendrá en la pantalla.

JORGE Se ha caído la línea. Fuera internet.

SR.CANALES Yo he oído un 670... Pero no recuerdo más.

ELENA ¿A que le he dejado bien guapo? Mírese al espejo y me dice.

SR.GARCIA Me trae al fresco su corte de pelo. ¿Por qué no apuntó el número?

JORGE Hombre, no me dio tiempo. Que exigente es usted.

ELENA ¿A que esta guapo? ¿Nadie dice nada?

SR.CANALES Sí, guapísimo.

ELENA Bien... Pues son 10 euros...

SR.GARCIA ¿Está de coña? ¿10 euros?...

SR.CANALES No es tanto... A mí me cobran hasta 12 euros en barrio.

ELENA No pensará que iba a trabajar gratis.

SR.GARCIA 10 euros... Después de todo lo que me han hecho pasar... Y encima no son capaces ni de memorizar un teléfono. No pienso pagar.

ELENA (Muy enfadada) Oiga...O me paga o paro este ascensor ahora mismo, como me llamo Elena.

JORGE Vamos, hombre (mirando a García). Pague de una vez. Si le ha dejado fenomenal. Mírese (le pone el espejo que Elena le había dejado para que se mire).

(García se mira al espejo).

SR.GARCIA 10 euros... Me ha dejado fatal... ¿Seguro que es peluquera? Mira que me extraña. (García saca 10 euros del bolsillo). Tome. Menudo robo. ¿Y a esto se llama cortar el pelo?

SR.CANALES Yo le veo muy elegante.

ELENA A mí me parece que le favorece mucho este corte. Y que sepa que llevo más de cinco años cortando el pelo y nadie se ha quejado aún.

JORGE Nos hemos detenido. Planta catorce. (García se levanta de la silla).

ELENA Yo me bajo aquí. A ver, mí espejo, mis tijeras.... Amigo, la ha fastidiado bien. A esa, olvídela. No la conozco pero conozco a las mujeres. Esa se acabó. Adiós. Que tengan buen día.

(Elena se baja. El ascensor se cierra y continúa bajando).

SR.CANALES Insisto, le han dejado de maravilla.

SR.GARCIA Si, lo que quieran, pero estoy bien fastidiado. He perdido la gran oportunidad. ¿Por qué no vuelve a intentar conectarse? Lo mismo ha vuelto la línea y ella sigue ahí.

JORGE Nada... Imposible. No hay línea.

SR.CANALES Bueno, amigo, no se apure. Le queda su mujer y su cita con Vicente.

JORGE No me mire así. Hice lo que puede... De verdad.

SR.GARCIA Ahora sí que no hay nada que hacer. Y para colmo, mi jefe, no me queda otra que llamarle.

SR.CANALES (Canales recibe un mensaje)… A ver... Anda, un mensaje de Vicente. Que no puede ir al final. Que lo deja para otro día.

SR.GARCIA ¿Qué? ¿Cómo? ¿Me toman el pelo?

JORGE Animo, amigo. Está usted como entró… Bueno casi, con menos pelo y sin 10 euros... (risas)

SR.CANALES Lo siento de veras.

JORGE Quedan tres plantas. Ya casi estamos abajo.

(A García le suena el móvil. Es su jefe).
SR.GARCIA Sí, hola. Disculpe. He tenido un imprevisto. Sí...Lo sé... Al final no he quedado con Vicente. Me canceló la cita. ¿Cómo dice?... Ah, pues gracias. No lo sabía. Gracias de todas formas. Luego nos vemos. Adiós, adiós.

JORGE ¿Y qué buenas noticias?

SR.GARCIA Buenísimas. Sí.

SR.CANALES ¿Y cuál es el motivo? No nos deje con la duda.

SR.GARCIA Me ha dicho, así por encima, que ese tal Vicente no es de fiar. Que no quede con el... Quedar con él hubiera sido la ruina para la compañía.

SR.CANALES Cuánto me alegro. Parece que todo se arregla, ¿eh?

SR.GARCIA Sí, eso parece

JORGE Menudo tipejo. Esa gente, cuanto más dinero tienen...Yo también me alegro. Hemos llegado.

SR.CANALES Sí. Por fin. Ya llegamos... Vaya día de imprevistos.

SR.GARCIA Sí. La verdad que sí.

(Las puertas se abren y salen los tres del ascensor).

SR.GARCIA Este ascensor ha supuesto mucho para mí. Han sido unas horas inolvidables.

SR.CANALES Yo me despido aquí. Fue un placer. Le deseo lo mejor.

SR.GARCIA Adiós. Suerte en su nuevo trabajo.

SR.CANALES Gracias. Adiós.

(Jorge se agacha y coge un periódico y lee algunos titulares, mientras despide al Sr. Canales).

JORGE Antes de irse (mirando a García)...

SR.GARCIA ¿Sí?

JORGE ¿Le puedo decir un secreto?

SR.GARCIA Venga, suéltelo.

JORGE Cuando entré en internet, vi a su amiga. Después me dijo que le esperaba esta noche a las nueve para cenar en el mismo sitio, que le había surgido un imprevisto y no podía quedar a comer. Para mí que tenía otra cita… El resto de la conversación fue una farsa. Ella ya se había desconectado.

SR.GARCIA Ya....

JORGE ¿No se alegra?

SR.GARCIA Casi es mejor así. He estado reflexionando. No puedo dejar a mi mujer. No se lo merece. No iré a la cena.

JORGE Es usted increíble. Le creí tan enamorado de Sonia.

SR.GARCIA Sí. Yo también lo creía. Pero me he dado cuenta de que sin mi mujer no soy nada. Gracias de todos modos.

JORGE Quizás ese sea el mejor final. Ah, y de la multa no se preocupe, mire lo que dice aquí este periódico: las grúas van a estar de huelga durante estos tres próximos días...

SR.GARCIA ¿Hacen huelga?

JORGE Sí. Por los recortes... Así va el país (risas)…

SR.GARCIA De la que me he librado entonces. Bueno, adiós. Y suerte.

JORGE Adiós. (Las puertas se vuelven a cerrar y Jorge se aleja por el vestíbulo mientras habla por el móvil)...


Comentarios - Deja tu comentario sobre la obra
Mostrar de en 15
E3iLEalns
Let me start by apologizing, as I am flriay new to jQuery and plugins. For some reason, I have not been able to get this working on my site. I have tried several times, and have reviewed the source code on the developer's site that has the demo. Could someone please give me an idea of what I could be doing wrong or post a link to another site that properly implements this? Thanks.Below is the code I used. I even went so far as to give my example the same class as he did. Also, I uploaded the javascript file he gave to my website, in the same directory as the page I was using for testing.$(function(){$( .foo').textDepth({ wrapper: body', shade_color: rgb(200,200,200)', depth: 10, direction: down'});});This is some sample text http://qvaawjilw.com [url=http://bqekqtsgir.com]bqekqtsgir[/url] [link=http://dvxavhzwy.com]dvxavhzwy[/link]
Autor: pMb5fOro4KJ4 | Fecha: 15/12/2015 21:42:50

orERCDGj
Those boards are truly befuaitul! I love the color striations of the wood.And the peeling set is unique- the shape of the fork has me wondering how I can get such a set. Hmm- Germany.I love the little pink heart bowls- you have a lot of happy things in your kitchen this month!Thanks for sharing.
Autor: M92aWU2DCIDV | Fecha: 13/12/2015 20:46:31

lCmEF1PP
Escribe tu comentario Puedes usar las sitneeugis etiquetas HTML: <a> <abbr> <acronym> <b> <blockquote> <cite> <code> <del> <em> <i> <q> <strike> <strong> Los enlaces en los comentarios pueden encontrarse .Notificame por email los comentarios http://zqujxzgnzq.com [url=http://xvkuetmn.com]xvkuetmn[/url] [link=http://sudhgda.com]sudhgda[/link]
Autor: DoNH1ArTHif | Fecha: 12/12/2015 1:47:02

myl2sJPGbj7
I remember cnnceoting online with my DC once or twice MUCH later on in it's last year before SEGA called it a day, remember getting the DLC New Year patch and being so excited but so anxious for the download to not take too long! I'm guessing this contest happened a lot earlier on as I never saw it on the DLC site for SAThey also stuck all the coloured variant of Chao for SA2 on the special DLC website I was so excited to get a moon chao back in the day though nowadays you can get them via the black market additions instead (though now it's just called metallic purple oh well!)
Autor: ZPlr7t5ufi1 | Fecha: 09/12/2015 20:46:18

y6S6LjoP6zT
Assalammualaikum..wr..wb..Nama : YulvianaNim : 10112015Prodi : SI (10)M.K : Keamanan Komputerpak, yulvi dah krim tgas nya ya pak..tentang situs malaysia yang dsrieang oleh hacker indonesia, maaf pak sblumnya yulvi ada slah krim dua kali hehe,
Autor: Oe7OLXTIdZ | Fecha: 04/12/2015 14:14:21

jGJHOFC11ZG
I remember this very well ineedd! I went to school with Neil and used to go round whilst he was trying to win the comp, think he had about 6 weeks off school in total to try and win this comp , ha! (we were only 14 at the time!) Each day someone would beat his time by about 0.01 seconds but he'd keep plugging away until he beat them! I have never seen anyone be go quick at a game in my life it was unbelievable! There were a lot of glitches in the time trial & you had to expose each one of them to get the best time! He eventually won and the pod when delivered was amazing! Looked like the ones that used to be in hmv etc but all branded up with sonic! Really cool! So strange people are talking about this 13 years later!
Autor: 5TIWyKJO1 | Fecha: 13/10/2015 14:35:47

Mostrar de en 15




Inserta tu mensaje
Nombre:  
Título:  
Mensaje:
 
Icono de mensaje:











Portal Web enfocado a autores amateurs y amantes de la literatura, que desean leer o publicar sus poesías, obras de teatro, novelas, relatos, cuentos...